icono-facebook icono-twitter icono-Google icono-Linkedin
publicidad

PORTADA

  • 10

    Marisol Toriz |

    mtoriz@apeditorial.com.mx Directora editorial y Web de Diálogo Ejecutivo, periodista especializada en la IF con 10 años de experiencia en el desarrollo, dirección y coordinación de proyectos editoriales cubriendo las fuentes de salud, negocios, tecnología y asuntos regulatorios, principalmente; además de ser responsable de la gestión de sitios Web y envíos de emailing. Su alma mater es la Universidad Nacional Autónoma de México y ha tomado diversos seminarios y cursos de periodismo especializado, herramientas digitales, liderazgo, comunicación, ventas y relaciones humanas en la Universidad Panamericana, La Salle, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey, Google y Dale Carnegie Training.

    Convenio de Concertación de Acciones

    01 September 2018

     El gobierno mexicano se comprometió a trabajar en el desarrollo y la implementación de políticas públicas efectivas para promover el desarrollo del sector farmacéutico y de DM en el futuro

     

    Durante la pasada XXVII Convención Nacional de la IF en México, en un hecho histórico se declaró a la IF y de dispositivos médicos (DM) como estratégica y prioritaria para el país, acontecimiento que promoverá el crecimiento económico y fortalecimiento de dichos sectores, así como el acceso y la salud de los mexicanos.

     

    Los secretarios federales Ildefonso Guajardo, de Economía, y José Narro, de Salud (SSa), firmaron un Convenio de Concertación de Acciones con Guillermo Funes, presidente de la Cámara Nacional de la IF (Canifarma), y Carlos Jiménez, presidente de la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de DM (AMID), en el cual reconocen a esta industria por su potencial de investigación, innovación en salud, capacidad exportadora e implicación en la satisfacción de las necesidades de salud de la población.

     

    En dicho documento quedaron establecidos los mecanismos y las acciones de coordinación entre el gobierno federal, la Canifarma y la AMID para la promoción del sector.

     

    Trabajo conjunto

    A dicho acto transcendental acudieron como testigos Aristóteles Sandoval, gobernador de Jalisco; Rogelio Garza, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía (SE); Julio Sánchez y Tépoz, comisionado federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios; Roberto Martínez, director del Centro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en México, y más de 200 industriales que asistieron a la convención.

     

    Durante su mensaje, Narro expresó que con este convenio se emprenderán nuevas líneas de investigación clínica y sostuvo que esta colaboración es muestra de cómo se puede caminar, trabajar y hacer cosas con un sector estratégico y prioritario.

     

    Por su parte, Guajardo mencionó que como política industrial “tenemos que trabajar juntos con todos los instrumentos del gobierno de la República para apoyar la innovación y aportación de las nuevas tecnologías” y felicitó a la Canifarma por este gran logro conjunto con la SSa.

     

    Política industrial de nueva generación

    En su mensaje, el gobernador de Jalisco destacó que la introducción de nuevos fármacos explica el incremento en 40% de la esperanza y calidad de vida de las personas que se han observado en las últimas décadas. “La innovación farmacéutica está directamente relacionada con el desarrollo de las personas y su entorno con la salud de una sociedad y las oportunidades que ofrecen a quienes forman parte de éste, por eso estamos de acuerdo en que la IyD de conocimiento es una inversión más que un gasto”.

     

    Subrayó que en Jalisco se han generado 11 de cada 100 registros de patentes y que se trata de una industria que genera progreso, que influye en la toma de decisiones, pero sobre todo en la vida cotidiana.

     

    “Estamos en un momento de implementar una política industrial de nueva generación, lo cual implicó definir un conjunto de sectores clave para la economía mexicana y de gran crecimiento, por ello estamos hoy aquí, el tamaño de esta industria la hace estratégica, México es el segundo mercado farmacéutico de América Latina, el primero en la producción de DM en América Latina, el octavo exportador de estos productos a nivel mundial y el principal proveedor para Estados Unidos”, prosiguió.

     

    Además, resaltó que no sólo se trata de aumentar la longevidad de la población, sino que ésta sea productiva, pero para darle vitalidad, capacidad y energía a los mexicanos deben trabajar juntos el ámbito público y privado.

     

    Estrategia de tres dimensiones

    Sánchez y Tépoz acotó que la declaratoria involucra una responsabilidad conjunta del sector privado, social y la academia. “El sector público tiene una importante responsabilidad de hacer ejecutivo un compromiso de todos los presentes, somos estratégicos en diferentes dimensiones: 1) El sector farmacéutico nacional ha crecido casi tres puntos porcentuales arriba del PIB durante los últimos seis años, así que la declaratoria se vuelve esencial; 2) Otorgan empleo a muchas personas en el país, generan certeza, tranquilidad y un espíritu de crecimiento para nuevos talentos; 3) En términos de conocimiento son una industria que sabe hay que hacer para ser mejores en términos de calidad, ello representa una gran inversión para que en el futuro se generen en el país las soluciones para atender las necesidades de salud de la población”.

     

    “La ejecución del convenio firmado, de acuerdo con recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud a las autoridades sanitarias, debe ser rápida, efectiva, compartida, en equipo y considerar los avances tecnológicos. Hoy es un gran día para agregar valor a la cadena productiva de nuestro país, para la salud de México y para esta industria que genera valor, aporta crecimiento, desarrollo y bienestar a las personas”, pronunció.

     

    Asimismo, se refirió al momento crítico que se vive en el país por las declaraciones recientes respecto a posibles obstáculos al comercio derivados de conflictos entre diversos países del mundo, son sin duda oportunidades para que la IF agregue valor por las siguientes razones:

    • Es una oportunidad para generar valor a través de la industria química de nuestro país, para ello la SE tiene programas específicos.

    • Es un gran momento para explorar opciones de comercialización dirigidos a otros lugares del mundo donde no hemos explorado.

    • Y es buen tiempo para decir que existe un modelo de cambio de planeación que tiene que estar basado en el desempeño de las autoridades y la IF porque lo que no se mide no se puede mejorar.

     

     

    Modelo de cambio e innovación

    Por último, Funes agradeció a ambos funcionarios la firma del convenio porque representa un reconocimiento al trabajo que realizan las empresas de este sector, del cual mencionó algunos valores económicos, como el crecimiento de las ventas nominales que entre 2012 y 2017 registraron un aumento de 36 por ciento.

     

    “Todas las industrias que trabajamos en el área farmacéutica tenemos un factor en común: somos estratégicos porque atendemos y proporcionamos insumos para 120 millones de personas, porque lo que se fabrica con eficiencia, calidad y seguridad en México permite tener y mantener la salud de toda la población, por lo tanto se trata de una industria de seguridad nacional, de alto nivel tecnológico y capacitación especializada. Esto es un reconocimiento a los factores de inversión de riesgo y visión de futuro”, indicó.

     

    Se trata, continuó, de un elemento de inclusión y estabilidad para el país que detona desarrollo económico y competitividad, al ser un componente esencial para el desarrollo individual y colectivo representa inversiones importantes con retornos para la prevención, tratamiento y mantenimiento de la salud. Nuestro reto es dar acceso a la población a todos los medicamentos y presentarles siempre la mejor opción tecnológica y científica. Somos un sector de estabilidad que planea a largo plazo, que permanece independiente a los cambios y que entre 2012 y 2017 representó ventas nominales por 73 mil millones de pesos (27% de ellas fueron del sector público, 66% del privado y 7% de exportaciones), de las cuales 18% se destina a innovación, incrementó en 8.5% el empleo e invirtió 233 mil millones de pesos.

     

    Sobre el entorno internacional resaltó que en el futuro cercano prevé un entorno de alta volatilidad, incertidumbre y muy competitivo, en el cual la IF cobrará todavía mayor importancia pues tendrá que desarrollar productos innovadores y oportunidades de inversión para consolidar sus operaciones e incrementar la presencia de las empresas nacionales en el extranjero.

     

    “Hoy en día, la planeación de la IF se vuelve fundamental para saber dónde estamos, hacia dónde vamos y qué queremos, tenemos que poner en marcha inteligencia competitiva en nuestras áreas, ver cómo avanzar en una industria estratégica y prioritaria pero sobre todo en nuestras fuentes de ingreso, generación de empleo, de divisas y los efectos multiplicadores que esto significa para la economía”, subrayó. 

     

    Por último, comentó que este sector necesita ser un modelo de cambio e innovación para enseñar a los demás cómo se planea a mediano y largo plazos con base en las necesidades del mercado, pero con enfoque en dar acceso a los pacientes, fomentar la interacción con diferentes industrias para lograr efectos sinérgicos en beneficio de los pacientes y las empresas pero, sobre todo, para vincularse con centros de investigación y universidades, preparar personal de alto nivel y establecer normas de calidad, seguridad y eficacia en un entorno de transparencia y ético, por lo cual destacó la autoregulación que ha desarrollado la IF.

     

    Cuatro ejes

    El convenio establece los mecanismos de trabajo, coordinación y las acciones para el diseño e instrumentación de políticas públicas que fomenten el desarrollo económico de la IF y de DM, con el propósito de maximizar su aportación de alto valor agregado a la economía nacional, así como para mejorar su contribución, a través de los bienes terapéuticos que ofrece, para el bienestar de los mexicanos.

     

    Cuatro son los pilares en los que se desarrollarán las acciones de política pública de fomento económico del sector, estos son:

    1. IyD. Promover a México como destino de inversión para la IyD tecnológico en salud, con base en las prioridades de atención que en materia de salud pública y atención médica defina el sector salud.

    2. Exportaciones. Fomentar la participación de la IF y de DM en los mercados internacionales al aprovechar su capacidad instalada y ventajas competitivas.

    3. Desarrollo de proveedores-Desarrollo regional. Establecer grupos de tarea en dos regiones: la del Valle de México-Toluca y la de la Zona Metropolitana de Guadalajara, Jalisco, para precisar las acciones dirigidas al desarrollo de un polo manufacturero en ambas zonas.

    4. Compras públicas. Impulsar a las compras públicas como una palanca de desarrollo para el sector.

     

    Con esta declaratoria, el gobierno mexicano se comprometió a trabajar en el desarrollo y la implementación de políticas públicas efectivas para promover el desarrollo del sector farmacéutico, lo cual además de ser un antecedente histórico para un sector empresarial, consolida la base sobre la cual se desarrollará la política pública del sector en el futuro.

PORTADA

publicidad Promo Lateral
publicidad
icono-flecha