icono-facebook icono-twitter icono-Google icono-Linkedin
publicidad

PORTADA

  • 15

    Carolina Tovar |

    .

    TLCAN - Impacto en la IF

    01 January 2018

    Con base en un estudio de la firma de servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría KPMG en México, nuestro país tiene la posibilidad de aprovechar los espacios de oportunidad para posicionarse a nivel global como una industria de manufactura y exportación de medicamentos

     

    La IF mexicana está considerada dentro de los principales sectores de la producción manufacturera, de ahí su relevancia en la actividad productiva económica del país. Con base en cifras publicadas por la Cámara Nacional de la IF (Canifarma), aportó en las últimas dos décadas, en promedio, 4.1% del PIB manufacturero y constituye la quinta actividad más importante de la economía nacional.

     

    Asimismo, el mercado farmacéutico mexicano está entre los primeros 15 del mundo, y es el segundo de América Latina, genera impacto directo en 161 ramas de la actividad económica y las empresas farmacéuticas nacionales generan cerca de 74 mil empleos directos y alrededor de 310 mil indirectos.

     

    Con base en un estudio de la firma de servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría KPMG en México, nuestro país tiene la posibilidad de aprovechar los espacios de oportunidad para posicionarse a nivel global como una industria de manufactura y exportación de medicamentos.

     

    Por ello, es importante conocer el impacto que han tenido las modificaciones realizadas al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), a raíz de la toma de Presidencia de Donald Trump, en Estados Unidos (EU).

     

    El futuro y sus retos

    En el estudio La IF mexicana. Actualidades, KPMG analiza y aborda los retos y aspectos más relevantes que el sector enfrentará y que tendrá que considerar a futuro con base en las tendencias observadas. En el territorio mexicano, la IF genera impacto directo en 161 ramas de la actividad económica, de un total de 259 en las que se clasifica la matriz de insumo producto, que incluye ramas del sector primario, secundario y comercio y/o servicios.

     

    En materia de comercio exterior, como de eficiencia operativa y las propias regulaciones dentro del mercado donde se establezca, la IF enfrenta importantes retos. En México está expuesta a una estricta regulación sanitaria, desde las etapas de investigación, desarrollo, aprobación sanitaria, promoción, venta y seguimiento de productos.

    Sin embargo, uno de los desafíos más importantes vino con las elecciones presidenciales de EU y la renegociación del TLCAN, pues desde entonces existe una constante incertidumbre sobre los alcances de las decisiones que tome Trump.

     

    Dependencia comercial

    Cabe mencionar que nuestro país apostó por la globalización y la apertura comercial, pero en la práctica, las compañías nacionales carecen de apoyos, políticas industriales o fiscales que les permitan mejores condiciones, lo cual ha resultado en una profunda dependencia hacia los insumos de otros países.

     

    “México y Canadá apostaron por una monoglobalización, limitándose a EU, sin expandirse a nuevos mercados. Esta dependencia comercial se refleja en que cerca de 80% de las exportaciones mexicanas van hacia EU, mientras que de Canadá representan 76% hacia el mismo mercado. La apertura comercial a la que apostaron no sirvió para diversificar el destino de sus contenidos”, destaca José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDICE).

     

    Del mismo modo, la relación comercial más estrecha para la IF es con el vecino país del norte, ya que de él se importa poco más de 20% de los productos y se exporta poco más de 26% de la producción nacional. Es por ello que el sector ha puesto mucha atención en el futuro de dicha relación.

     

    Por desgracia, la salida de EU del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, retrasó las posibilidades de explorar mercados asiáticos con productos farmacéuticos provenientes de México y de seguir la imposición de condiciones de la Unión Americana hacia el TLCAN, se frenará una mayor integración productiva de México con Canadá en detrimento de la región, con lo cual Asia se convertiría en el principal productor y proveedor de insumos intermedios, bienes finales y capital que hoy le permiten tener tasas de crecimiento superiores a 4%, reveló el instituto.

     

    Gran potencial

    La firma KPMG reconoce que parte de los esfuerzos actuales de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) están orientados a establecer regulaciones que permitan ser más competitivos y cumplir con los lineamientos internacionales en esta materia para que el sector nacional acceda a otros mercados, ya que en la actualidad el país está en el lugar 25 del Export Market Rating.

     

    Otra perspectiva de la renegociación del TLCAN sería establecer una integración para que se fabriquen medicamentos en México, una estrategia que reduciría los costos de producción y los precios de venta de los productos terminados.

     

    Con base en lo expresado por Guillermo Funes, presidente de la Canifarma, “en la renegociación del TLCAN se platicará sobre una integración norteamericana en términos de fabricación, servicios, oferentes y mercado, pero todavía no hemos entrado en ese tema”.

     

    La intención es seguir el ejemplo de la industria automotriz, en la cual se usa un componente canadiense, estadounidense y mexicano. “Todo eso permite fabricar un producto competitivo a nivel internacional en un sitio como México, que es competitivo en términos de fabricación y se exporta”, explicó Funes a un periódico nacional.

     

    Ampliar el mercado

    “Se vuelve importante el futuro de la relación con EU, pero también lo es la apertura de nuevos lazos comerciales con otras naciones. El posicionamiento y reconocimiento regional de la Cofepris sienta bases fuertes para la expansión de la industria nacional y da la pauta a que las empresas extranjeras vean a México como una plataforma de expansión para la elaboración y comercialización de sus productos”, expone KPMG en su estudio.

    La red de auditores explica que es de gran trascendencia poner atención a la negociación de tratados comerciales y futuros, así como aprovechar otras iniciativas como la Alianza del Pacífico y los más de 50 tratados y acuerdos comerciales que tiene México con otros países.

    Funes recordó que la integración de la IF ya sucedió en la Unión Europea bajo un esquema diferente y hubo empresas multinacionales que, a través de sus filiales, buscaban fabricar algún medicamento en su planta de forma más rentable.

    La estrategia para unir los tres mercados reduciría los costos de los medicamentos y lograría establecer competitividad en los precios de los medicamentos.

     

    “Ningún acuerdo comercial sustituirá una política económica que garantice el desarrollo de capacidades productivas internas y dé los beneficios que ello tiene sobre la creación de empleo e inversión”: José Luis de la Cruz

     

    Fortalecimiento del mercado interno

    Asimismo, debe fortalecerse el mercado interno para elevar la producción competitiva de insumos intermedios y bienes de capital, así como reducir el déficit comercial, incrementar la inversión, producción y el empleo en México.

     

    Además, el IDICE recomienda enfocarse en alinear aspectos internos como la mejora regulatoria que, entre otros alcances, permita reducir los 130 mil trámites que existen en los tres niveles de gobierno y que representan un sobrecosto de hasta 3.5% del PIB; aumentar la conectividad portuaria y carretera, mayor seguridad pública, gestión pública eficaz, desarrollo de capital humano, infraestructura moderna, así como la disminución del costo de insumos energéticos y combustibles.

     

    “México es más grande que el TLCAN. El comercio internacional con EU y Canadá concentra 85% del total de nuestras exportaciones, pero no hemos roto los ciclos de crecimiento de 2.5%, tenemos un claro mensaje: ningún acuerdo comercial sustituirá una política económica que garantice el desarrollo de capacidades productivas internas y dé los beneficios que ello tiene sobre la creación de empleo e inversión”, puntualizó el directivo del IDICE.

     

    Otro aspecto fundamental es el de la seguridad, el cual es clave para favorecer las relaciones entre consumidores y vendedores, sin tener obstáculos para realizarlo; aunque en México, el costo total a causa de la inseguridad en hogares representa hasta 1.1% del PIB.

     

    El mercado interno tiene los menores costos logísticos para las empresas productoras de México, como lo explica de la Cruz: “Tan sólo en 2016 se importaron 300 mil millones de dólares de insumos intermedios. Son bienes que ya tienen mercado, con la producción nacional de la décima parte de los mismos se puede aumentar el crecimiento del PIB en casi 3%, de esta manera México podría lograr el objetivo de crecimiento económico que las reformas estructurales y la apertura comercial no han logrado (5 por ciento)”.

     

    “La principal oportunidad de esta coyuntura particular es que México deje de depender de las decisiones tomadas en el exterior. México, su sociedad y empresas han existido antes y lo harán después de la actual gestión del presidente de EU”, subrayó de la Cruz.

PORTADA

publicidad Promo Lateral
publicidad
icono-flecha