icono-facebook icono-twitter icono-Google icono-Linkedin
publicidad

ENTREVISTAS

  • 10

    Marisol Toriz |

    mtoriz@apeditorial.com.mx Directora editorial y Web de Diálogo Ejecutivo, periodista especializada en la IF con 10 años de experiencia en el desarrollo, dirección y coordinación de proyectos editoriales cubriendo las fuentes de salud, negocios, tecnología y asuntos regulatorios, principalmente; además de ser responsable de la gestión de sitios Web y envíos de emailing. Su alma mater es la Universidad Nacional Autónoma de México y ha tomado diversos seminarios y cursos de periodismo especializado, herramientas digitales, liderazgo, comunicación, ventas y relaciones humanas en la Universidad Panamericana, La Salle, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey, Google y Dale Carnegie Training.

    Innovaciones accesibles

    01 May 2018

    Fotos: Jonathan Beltrán

    “Nuestro gran diferenciador es traer innovación accesible, porque si bien existen equipos sofisticados que ofrecen resultados exitosos, suelen ser muy costosos y ello los vuelve inaccesibles a la mayoría de la población; nosotros queremos que sea para todos”: RA

     

    Nací en la IF, soy la quinta generación de la familia en este sector, todo comenzó con mi abuelo y una botica en Tam­pico, Tamaulipas, la cual se llegó a convertir en la principal distribuidora a nivel nacional de medicamentos: Casa Autrey, que se vendió en el año 2000. Regresamos a la industria de la salud en el 2005 con TruBiotech, la cual fundamos con una visión y un objetivo muy diferentes a lo que hacía la distribuidora de medi­camentos, hoy aspiramos a traer innovación en salud que cumpla con tres características: innovación pura, que resuelvan una problemática en salud y que sea accesible”, relata Ricardo Autrey, director general de la compañía.

    A la fecha, el portafolios de la firma de origen mexicano cuenta con cinco productos médicos con patente vigente para áreas terapéu­ticas como diabetes mellitus, oncología y cardiovascular, dos de ellos ya en el mercado.

     

    El origen

    El nombre de TruBiotech, comenta el entrevistado, surge de que la biotecnología en la actualidad se ha tomado como sinónimo de inno­vación por los grandes avances que ha significado en el ámbito de la salud, “nosotros queremos ser Biotech de verdad” (True, por su tra­ducción del inglés). Las innovaciones que han traído al país provienen de Estados Unidos, Brasil y la India.

    La compañía empezó con la convicción de que lo más importante es tener solidez médica y científica, es así que buscaron como socio al neurobiólogo Roberto Trujillo, presidente y director de TruCytonics, una empresa biotecnológica con sede en Maryland, Estados Unidos; y como director médico se encuentra Sergio Ulloa, reconocido en la IF. “Los trajimos a este proyecto para generar la solidez que requerimos”.

    “Nuestro gran diferenciador es traer innovación accesible, porque si bien existen equipos sofisticados y que ofrecen resultados exitosos, suelen ser muy costosos y ello los vuelve inaccesibles a la mayoría de la población, nosotros queremos que sea para todos”, subraya.

    A la fecha, son menos de 20 personas las que integran TruBiotech y que han sorteado la falta de presupuesto para la innovación que existe en el sector institucional, aunque los procesos regulatorios han mejorado en los últimos años, por lo cual “somos un referente a nivel mundial, sobre todo en la región latinoamericana”, menciona.

     

     

     

    Plan estratégico

    TruBiotech de cerca.En lo que se refiere a la biotecnología, el directivo expresa que Méxi­co ha sido un gran impulsor, sobre todo en los productos biológicos y farmacobiológicos, está en un grupo limitado de países que hacen esfuerzos importantes en ese sentido y en áreas como los procesos computacionales, ejemplo de ello son los biosensores, aunque también existen otras gamas que aún no se han abordado.

    “Nuestro primer interés ha sido generar solidez regulatoria para nuestros productos y que con estudios clínicos se compruebe su efi­cacia. El siguiente paso es acercarnos a la comunidad médica de los institutos para compartirles la innovación de los dispositivos que ofre­cemos. A partir de ello, el tercer nivel será buscar la asignación de recursos para estos productos que no están dentro del cuadro básico interinstitucional y la opción podrían ser las licitaciones”, describió.

    El gran reto que ve Autrey de dicho proceso será conseguir la asig­nación del presupuesto, ya que aunque existe la voluntad de adquirir las innovaciones, los institutos cuentan con recursos limitados.

    Otro de los obstáculos es romper paradigmas: “Nuestros produc­tos revolucionan la forma de hacer las cosas, lograr que formen parte de las guías clínicas implica que rompamos paradigmas en muchos sentidos y es en lo que enfocamos nuestros esfuerzos para que la co­munidad médica sienta la confianza de aplicar estas terapias”.

    A nivel empresa, la limitante a vencer es el tiempo, subraya Autrey, porque cada día que pasa es uno menos de vigencia de la patente y se debe tener la capacidad para solventar el gasto mientras los proyectos salen. Por eso ha sido muy importante el equipo de personas que se han sumado a este proyecto, pues al contar con un gran expertise en los procesos han podido dar pasos firmes.

     

     

     

    Solución innovadora eficaz y económica

    Entre las contribuciones que TruBiotech hace a la industria de la salud, de acuerdo a su directivo, se encuentra el llevar la innovación a la po­blación de una forma más eficiente y económica, lo cual la haría acce­sible. “Nos hemos dedicado a buscar innovación accesible, de calidad y que genere beneficios no sólo para el paciente, sino también para el pagador en términos de ahorros”.

    Ejemplo de lo anterior es su solución para diagnosticar la neuro­patía diabética: “Es una de las principales complicaciones de la diabe­tes, de la úlcera diabética y de las amputaciones, para diagnosticarla existen dos formas. La primera de ellas es mediante una prueba de monofilamento, donde el médico va picando el pie del paciente con unas agujas y éste refiere cuánto dolor siente, lo que la hace una prue­ba totalmente subjetiva donde se requiere la especialización del mé­dico y su tiempo para tener los resultados en tiempo. La segunda es mediante una electromiografía, método especializado que se practica en el tercer nivel de atención y en el que se mide la conducción del nervio, por lo que se trata de una prueba invasiva, 100% objetiva, pero sumamente cara”.

    La firma fundada por Autrey ofrece un equipo llamado DPNCheck, una prueba no invasiva, rápida, precisa y cuantitativa desarrollada en Boston, Estados Unidos, para medir la conducción del nervio en 10 se­gundos; puede ser practicada por una enfermera y no necesariamente por un especialista, de este modo permite diagnosticar la neuropatía diabética a una fracción del costo de un electromiografía, rápido y sin ser invasiva para el paciente.

     

     

     

    Innovación accesible

    La innovación en este dispositivo radica en su biosensor que mide de forma eficiente y económica la cantidad de electricidad que pasa de un punto al otro y cuán rápido lo hace. En la actualidad, esta prueba se ha aplicado más de 150 mil veces para diagnosticar la neuropa­tía diabética en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), con lo cual se podrán prevenir am­putaciones y úlceras diabéticas, que además del impacto que tienen en la vida de los pacientes representan un gasto social y económico por la discapacidad que generan. De ahí la importancia de hacer asequible esta innovación.

    Orgulloso comparte: “Nuestras autoridades médicas de las institu­ciones realmente buscan innovación y generar el mejor diagnóstico y tratamiento para sus pacientes, eso ayuda mucho porque son los me­jores impulsores de estas tecnologías. De ahí que nuestros esfuerzos estén en lograr ese acercamiento con ellos, en la inclusión de estos dis­positivos médicos al cuadro básico institucional, correr estudios piloto y que se genere confianza en los productos”.

    Para dicha implementación en el ISSSTE se capacitaron a más de 500 médicos ubicados en 22 sedes, lo que les dio un impacto nacional con el personal médico y de enfermería, al que también se incluyó en la es­trategia. Además, ya se planea un programa de recapacitación para que el proceso sea continuo en 168 clínicas donde ya se realizan las pruebas con este dispositivo.

     

     

     

    Temas pendientes

    ¿Quién es Ricardo Autrey?La prevención es el tema fundamental para Autrey, “necesitamos pre­venir ciertos padecimientos, sobre todo en las áreas cardiovascular, síndrome metabólico y diabetes, por lo oneroso que son para los pa­gadores y la sociedad en general. Para ello, contamos con la tecnología que facilita su prevención o diagnóstico temprano, sólo se requiere tener la voluntad empresarial y social”.

    Entre los desafíos a los que se enfrentan las compañías al trabajar con las instituciones públicas destaca la asignación de presupuesto a tecnologías innovadoras para programas preventivos, como lo refiere el entrevistado: “No se trata sólo de cambiar la cultura, que también es importante, sino que debe venir de la mano de estrategias completas con resultados concretos de inhibición, es decir, cuántas amputaciones evité, cuántas displasias, cuántos casos de cáncer cervicouterino, etcé­tera. Todo ello puede resolverse con productos que generen beneficios tangibles e inmediatos”.

     

     

     

    Estrategia al futuro

    Los planes para los próximos cinco años de la compañía contemplan el lanzamiento de diferentes productos y su presentación a otros mercados, “queremos hacer de México la punta de lanza de una plataforma que nos permita probar el modelo y concepto de los productos que traemos, ge­nerar cambios reales con estas innovaciones y replicar el modelo en otros países de América Latina, donde también contamos con las licencias”.

    Conviene aclarar que sus productos están disponibles tanto para el sector público como el privado, aunque al tener la visión de lograr un mayor impacto y considerar que la mayoría de los pacientes se atien­de en las instituciones públicas (95% de las personas con diabetes se atienden en el sector público), se han enfocado más a este mercado.

    No obstante, su solución CerCa-DTX150 enfocada al diagnóstico y tratamiento de la displasia cervical y el condiloma acuminado, ha sido pensada en primera instancia para el mercado privado, para el sector público se analizará en una etapa posterior.

    Su objetivo a largo plazo con DPNCheck es que se convierta en el es­tándar de oro para la detección de la neuropatía diabética y con las demás innovaciones pretende alcanzar hasta 30% de participación de mercado.

    Y con la mayor cobertura de acceso podría empezar la producción y fa­bricación de los dispositivos en México, a través de sus socios comerciales.

     

     

     

    Dispositivos médicos innovadores

    Ricardo Autrey.El directivo informó que en Brasil, con PDT-LINCE, han tratado más de 10 mil casos de cáncer de piel y están por lanzar la solución para cáncer cérvico uterino, aunque las indicaciones terapéuticas siguen amplián­dose con base en pruebas clínicas.

    En México, lo que se ha desarrollado son pruebas piloto, como la del ISSSTE, y estudios comparativos con los dos productos que ya están en el mercado. A la fecha, está por iniciar un estudio clínico con su tecno­logía de ingeniería de tejidos Cytotron para la modificación e inducción controlada de degeneración y/o regeneración de tejidos biológicos re­lacionados con el cáncer.

    Sus otras innovaciones son: PDT-LINCE, una terapia fotodinámica para el diagnóstico y tratamiento del cáncer basocelular no melanoma; Haemo­seis256 es una técnica revolucionaria no invasiva creada para la detección temprana y el manejo de enfermedades cardiovasculares, a través de dos electrodos y luego de cinco minutos brinda un diagnóstico cardiovascular.

PORTADA

publicidad Promo Lateral
publicidad
icono-flecha