icono-facebook icono-twitter icono-Google icono-Linkedin
publicidad

ACONTECER IF

  • 10

    Marisol Toriz |

    mtoriz@apeditorial.com.mx Directora editorial y Web de Diálogo Ejecutivo, periodista especializada en la IF con 10 años de experiencia en el desarrollo, dirección y coordinación de proyectos editoriales cubriendo las fuentes de salud, negocios, tecnología y asuntos regulatorios, principalmente; además de ser responsable de la gestión de sitios Web y envíos de emailing. Su alma mater es la Universidad Nacional Autónoma de México y ha tomado diversos seminarios y cursos de periodismo especializado, herramientas digitales, liderazgo, comunicación, ventas y relaciones humanas en la Universidad Panamericana, La Salle, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey, Google y Dale Carnegie Training.

    Christian Valencia, Miguel Salazar, Carlos Baños y Sergio Zúñiga.

    Alianza fructífera - BI y Eli Lilly

    01 September 2018

    Foto: Gabriel García

    Luego de siete años, esta alianza es considerada la más importante y productiva del sector, puesto que ha conseguido el liderazgo en el segmento de antidiabéticos orales y lanzó su quinta combinación terapéutica innovadora para adultos con DM2.

     

    Ambos laboratorios farmacéuticos celebraron siete años de su alianza para combatir la diabetes en nuestro país, por lo cual Miguel Salazar, presidente y director general de Boehringer Ingelheim (BI) México, América Central y el Caribe, y Carlos Baños, vicepresidente para América Latina de Eli Lilly, anunciaron que han alcanzado importantes hitos en el tratamiento efectivo de este padecimiento, al ser el más importante el liderazgo en el segmento de antidiabéticos orales, pues poseen 30% de participación activa en este mercado.

     

    Lo anterior ha sido el resultado de:

    • La combinación del trabajo de la compañía de origen alemán en cuanto a innovación con la experiencia de 100 años de investigación por parte de Eli Lilly en el campo de la diabetes.

    • El desarrollo dinámico de nuevas moléculas flexibles y combinables para tratar la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) desde distintos frentes; en promedio, han presentado un medicamento por año y, en esta ocasión, aprovecharon para lanzar la quinta molécula, la cual combina el inhibidor del co-transportador sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2) con el inhibidor de la dipeptidil peptidasa-4 (DPP4).

    • La inversión de más de 30% de las ventas netas para la generación de nuevos fármacos.

     

    Cabe mencionar que en México, 75% de los pacientes diagnosticados con DM2 no ha logrado el control de la enfermedad con las terapias disponibles en la actualidad, lo cual genera severas complicaciones que son el primer motivo de consulta externa y hospitalización.

     

    Salazar apuntó que la relación de la DM2 con los padecimientos cardiovasculares es hoy la principal causa de muerte en México; asimismo, comentó que su cuidado es complejo debido a su propia naturaleza, un diagnóstico tardío, inadecuado apego al tratamiento y/o al creciente número de personas que son detectadas.

     

    Baños expresó que debido a la colaboración conjunta y a su compromiso por brindar a los pacientes terapias seguras y eficaces, invierten cada año alrededor de 20% de sus ventas netas en IyD, lo cual ha permitido contar con el único antidiabético oral aprobado a nivel mundial que, además de mejorar los niveles de glucosa, disminuye la mortalidad de origen cardiovascular en pacientes con DM2.

     

    Sergio Zúñiga, especialista en endocrinología y profesor de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León, comentó que “la nueva molécula fue diseñada para ayudar a los riñones a filtrar, al día, cerca de 10% de toda la glucosa que hay en el cuerpo y desecharla a través de la orina; el resto, es reabsorbida y devuelta al torrente sanguíneo para ser usada como fuente de energía, lo cual facilita la secreción de insulina producida por el páncreas de manera sostenida y eficaz. De este modo, ayuda al control glucémico cuando el uso de metformina y/o sulfonilurea no ha sido suficiente; o bien, cuando el paciente, pese a estar en tratamiento con otras terapias, presenta hiperglucemia persistente”.

     

    Además de la pérdida de productividad y calidad de vida, la hiperglucemia persistente reduce entre cinco y 10 años la esperanza de vida de los pacientes con DM2.

     

    “Se ha demostrado que por cada 1% de reducción en los niveles de HbA1c, disminuyen en 37% las complicaciones en ojos, extremidades y el riñón, así como en 14% el riesgo de infartos y muerte”, agregó.

PORTADA

publicidad Promo Lateral
publicidad
icono-flecha